Nothing lasts really. Neither happiness nor despair. Not even life lasts very long. (Brief Encounter, 1945)

domingo, 24 de julio de 2011

RECLAMACIÓN


RECLAMACIÓN
Ahora me despierto, miro la habitación y veo con detalle los objetos que decoran mi amanecer. (...)
Guardo el relato para futuros usos, gracias a quienes lo habéis comentado.

Beatriz Alonso Aranzábal
 

Envié este microrrelato a la convocatoria del blog Internacional Microcuentista: 100 palabras y tema libre.
Si no me "acicatean" no escribo (la palabra entrecomillada va en homenaje a Lispector).

17 comentarios:

Odys 2.0 dijo...

¿No te gusta escribir?

¿No te llena?

Miguel Torija dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Miguel Torija dijo...

Pues habrá que acicatearte. La cuestión es que escribas estas maravillas.

Sinsellos dijo...

Hola Alberto, escribo en mi mente a todas horas, lo cual a veces agota, pero no encuentro la calma y el tiempo para ponerlo sobre papel (u ordenador). Ojalá cambie esta circunstancia. (Tú en cambio estás en racha).

Hola Miguel, gracias por tu acicateo ;-)

besos y gracias por la visita
bea

Maite dijo...

Pues avísanos cómo podemos hacer para lograr el acicate suficiente que te "obligue" a escribir porque de esa mente salen grandes textos como este. Abrazos.

Odys 2.0 dijo...

Supongo que tengo más tiempo libre que vos.

Hazte con una grabadora, te permitiría "escribir" sobre la marcha :-)

Besos.

Pablo Gonz dijo...

Una brillante idea, Beatriz.
Abrazos fuertes,
PABLO GONZ

Sinsellos dijo...

¡Muchas gracias por tu comentario, Maite, y... enhorabuena por tu segundo puesto! ventrílocua del lenguaje... (¿?) Besos para ti y para Pablo, en el hemisferio en que se encuentre ahora...

montse dijo...

Perder lo importante por lo banal. Y contarlo más allá de la realidad, rozando casi la magia. Eso debería ser suficiente acicate para ti. Es muy agradable leerlo.

Sinsellos dijo...

Hola Montse, encantada de saludarte, un abrazo fuerte

Bea

Gemma dijo...

Me ha gustado.
Al leer el último párrafo, no he podido evitar pensar en que podría funcionar lo mismo como título: "Ojo clínico", lo hubiera titulado yo. O, por el contrario, "Mirada interior".
Un abrazo, Beatriz

Sinsellos dijo...

Gracias Gemma por tu sugerencia, aunque creo que si "ojo clínico" va al principio queda desvelado el micro nada más empezar. Un abrazo muy fuerte
Bea

José dijo...

Tal vez perdiste tu ojo clínico,... pero qué guapa estás sin gafas.

Sinsellos dijo...

¡Las lentillas son un gran invento!

Nicolás Jarque dijo...

Es un brillante juego de palabras resuelto al finalizar, y que hasta ese momento muestra una realidad tierna, enterrada cuando se vuelve a la cotidianidad.
Me ha gustado mucho.
Un saludo.

Sinsellos dijo...

Hola Nicolás, me alegro de conocerte, a la miopía hay que buscarle ventajas... quizás sirve para guiñar mejor el ojo ;-)

Un abrazo
Beatriz

Lazaro dijo...

Eso te pasa por actualizarte la vista... la verdad es que en los tiempos que corren, todos estamos mas guapos con las mejoras fisicas pero estamos perdiendo caracter y espiritualidad... tambien ojo clinico,si.Un saludo.