Nothing lasts really. Neither happiness nor despair. Not even life lasts very long. (Brief Encounter, 1945)

domingo, 11 de mayo de 2008

Brief Encounter (1945)

Del año 1945, mencionado en el post anterior, es mi pelicula favorita: Breve Encuentro. Aquí va un fragmento en el que la protagonista, Laura (Celia Johnson), se dice a sí misma: "Nada dura siempre. Ni la felicidad ni la tristeza. Ni siquiera la vida dura mucho tiempo".



Todo el fragmento en inglés:

This can't last. This misery can't last. I must remember that and try to control myself. Nothing lasts really. Neither happiness nor despair. Not even life lasts very long. They'll come a time in the future when I shan't mind about this anymore. But I can look back and say quite peacefully and cheerfully how silly I was. No, no I don't want that time to come hither. I want to remember every minute, always, always to the end of my days.

6 comentarios:

Manuel dijo...

Recordaba vagamente esa escena en la que Celia Johnson reflexiona sobre lo frágiles que son todas las cosas en la vida, incluidos los sentimientos y la propia vida. Y movido por esa curiosidad y porque presentía que cuando la vi en su momento, hace bastantes años, me encantó; la he recuperado y vuelto a ver. Es una película exquisita, para ver un día de lluvia (justo como ayer en Madrid). Muy del estilo de esta página: como una de esas cartas que guardamos en algún cajón, y que de vez en cuando revisitamos para no olvidar todo lo que nos transmitió en su momento...

Sinsellos dijo...

Es una gran película de la que podría decir tantas cosas...

Me alegra, Manuel, que la hayas podido volver a ver, y justo en estos días en que en Madrid hace un tiempo desapacible y húmedo, inusual para esta época del año.

Y Rachmaninov de fondo...

Juan Navidad dijo...

Hola Beatriz,

He sabido de tu proyecto a través de cadenaser.com y me ha gustado la idea de recopilar cartas no enviadas. En el tema que has abierto. De las palabras, me quedo con una idea que he utilizado toda mi vida: que los hechos vienen de cinco en cinco. Por ejemplo, primero vienen 5 malas noticias y después otras 5 buenas. Así uno siempre puede aprovechar bien los empujones positivos y pasar de puntillas sobre los que nos perjudican. Es un mecanismo como cualquier otro para tener nuestra mente bajo control.

Para acabar, perdona el rollete :P te pongo en enlace de la revista epistolar que tenía un amigo que el año 2002 la editamos una amiga y yo. A ver qué te parece. Es sólo un fanzine sencillo...

Saludines,
Juan Navidad

Juan Navidad dijo...

Me faltaba el enlace:
Se llamó Cartas pero con precaución:
http://www.juannavidad.com/cartas/

Sorry!
j.n.

Sinsellos dijo...

Bienvenido Juan Navidad, ya he hecho clic en tu enlace y he visto que tienes muchas ideas e iniciativas. ¡Y me gusta el título de tu fanzine!

Suerte (por cinco, por diez, por veinte... ¡por cien!)

PD: ¿navidad?

Juan Navidad dijo...

El fanzine Cartas pero con precaución es un invento de un amigo mío que se llama Alejandro Rodríguez. Es cierto, el nombre de la revista es precioso. El número que aparece en mi página lo hicimos Cristina Jurado y yo en 2002 y fue una experiencia muy interesante.

"Juan Navidad" es mi nombre. Nací y fui bautizado como "Juan Jesús", pero en 1991, una amiga tenía problemas para acordarse de mi nombre compuesto. Para ayudarla, le di dos fechas: 24 de junio, San Juan y 25 de diciembre. La siguiente vez que me vio, me llamó "Juan Navidad" y me gustó y hoy es mi nombre oficial :)