Nothing lasts really. Neither happiness nor despair. Not even life lasts very long. (Brief Encounter, 1945)

domingo, 29 de junio de 2008

Danza Oriental


En noviembre entré casi por casualidad en una clase de danza del vientre... y hasta ahora.


La profesora, una bailarina excelente y misteriosa, nos preparó una coreografía de fin de curso que bailamos hoy.






Gracias, Mariyan.

4 comentarios:

Mondo Gitane dijo...

dios mío, Vd. hace de tó!

victor lopez ruiz dijo...

Bea, gracias por tu blog que aun cuando ya lo visite
no tuve ocasion por falta de tiempo de recrearme en el , estoy encantado de que tu corto los aviones no saludan lo pasen en el llantiol, yo soy de barcelona y recuerdo con mucho cariño ese local de mi raval del alma, seguire con interes tus trabajos.

Un abrazo

Victor

Sinsellos dijo...

Bienvenido, Victor, y gracias por dejar tu comentario. Respecto a "mis trabajos" ya estoy pensando en el siguiente...
Otro abrazo
Beatriz
Sr.Gitane: de tó pero justito...

Anónimo dijo...

Yo la he visto bailar a Mariyan en "Las mil y una noches", una bailarina de las mejores para mi!