Nothing lasts really. Neither happiness nor despair. Not even life lasts very long. (Brief Encounter, 1945)

martes, 13 de abril de 2010

Víctima del spam

Jamás me había ocurrido, en casi diez años de mantener Cartas Sin Sellos en Internet, que de un día para otro me bloquearan el sitio. Desde aquí quiero contar lo que ocurrió para todos aquellos que, desde hace tantos años, siempre tenéis un rato para venir a visitarme. Ésta fue la secuencia de los hechos.

Un señor (que se hace llamar Proud American Man) me envió el siguiente email el día 30 de marzo, “gritándome” (pues ya se sabe que en Internet las mayúsculas se usan para alzar el tono de voz) esto:
PLEASE STOP SENDING ME YOUR CRAP, OR I WILL REPORT YOU TO YOUR INTERNET PROVIDERS AND MAKE SURE YOU ARE SHUT DOWN. AND WOULD YOU MIND TELLING ME HOW THE HELL YOU GOT MY E-MAIL ADDRESS AND WHAT IN THE WORLD MAKES YOU THINK I WOULD HAVE ANY INTEREST IN OR NEED FOR YOUR JUNK?

A la mañana siguiente encontré que no se podía acceder a Cartas-Sin-Sellos. Me puse en contacto con la gestoría que administra mi espacio en Internet y me contestaron:
La cuenta esta suspendida por un intento de envío de spam. Al parecer te han denunciado por envío de spam, si es así no podré habilitar el sitio aunque lo elimine y lo vuelva a crear. Intentaré aclarar la situación a lo largo del día, ya te informaré.

Y ésta respuesta recibieron:
Estimado usuario, su cuenta ha sido suspendida de forma definitiva por realizar severas operaciones de SPAM en el servidor.

Mi gestor contestó lo siguiente:
Esto no es así, conozco a mi cliente desde más de diez años, es una persona honorable, lo más probable es que se trate de algún virus o sistema que haya empleado su correo para realizar el mencionado Spam. Díganme que tengo que hacer para solucionarlo, activar la cuenta de mi cliente y como podemos protegernos de futuros ataques similares.

La respuesta de la empresa de hosting fue:
Por favor detállenos su compromiso a no cometer este tipo de abusos nuevamente y el funcionamiento de su cuenta para que podamos iniciar un trámite de posible desuspención. Esperamos su detalle. Agradeceremos su cooperación para resolver el inconveniente en su cuenta. (sic)

Con lo cual, muy enfadada y molesta, envié un email a mi gestoría para que se lo mandaran al servidor diciendo lo siguiente:
Es obvio que algún tipo de virus habrá afectado al servidor de Cartas Sin Sellos, pero no desde mi ordenador pues he comprobado minuciosamente los archivos con el Antivirus. Lo que me resulta preocupante es que la empresa que aloja mi servidor de por hecho que yo soy la autora de ese spam y me haya bloqueado sin preguntar, y además pretende que me comprometa a no hacer algo que yo jamás he hecho.

Yo estoy comprometida con la transparencia, el rigor y las buenas maneras desde que el uso de la razón me ha posibilitado ser así.

Llevo diez años con una sencilla página web, dadas mis grandes limitaciones en el conocimiento informático, que pago todos los meses y que ofrece de forma gratuita a quien quiera un lugar de encuentro para comunicarse a través de cartas. Por lo tanto, aunque no espero ninguna disculpa por parte de dicha empresa (por cierto, el señor americano que me denunció ya se ha disculpado, pues se puso en contacto conmigo de una forma inicialmente desagradable), sí que me gustaría sentirme mejor tratada. Si éste no va a ser el caso, deberíamos cambiar de compañía.

Todo esto ha sido muy desagradable, y soy tan victima como cualquiera que haya recibido spam utilizando mi web site. De hecho, después de casi diez años de actualizarse de forma ininterrumpida, Cartas Sin Sellos no está ahora mismo online por causas ajenas a mi voluntad.

Un cordial saludo

Mientras se desarrollaba esta correspondencia, envié un email al americano que me denunció:
Dear Sir:

It seems that somebody has used the name of my web site, Cartas Sin Sellos, to send spam. I'm Spanish and it's difficult to explain in English, so here I quote something from http://en.wikipedia.org/wiki/Spam_(electronic)

"/Increasingly, e-mail spam today is sent via "zombie networks", networks of virus- or worm-infected personal computers in homes and offices around the globe; many modern worms install a backdoor which allows the spammer access to the computer and use it for malicious purposes. This complicates attempts to control the spread of spam, as in many cases the spam doesn't even originate from the spammer/."

I'm the creator of a modest web site dedicated to publish letters from all the world, and in ten years never happened something like this. My web site has been closed without asking me. I'm a victim of spammers, like you.

So now I'm very worried about this unpleasant incident. It's ten years working for free (but paying a host every month) in Internet, just to help people to communicate through letters.

Kind regards

A lo cual este señor me respondió (y firmó también con su nombre)
I'm really sorry about that. I just hate all the junk e-mail I've been receiving recently. By the way, they didn't just use the name of your web site: they used the IP address (xxxxxxxxx), too.

Todo esto coincidió con el inicio de la semana santa, que me pilló de vacaciones y sin ordenador. La gestoría buscó un nuevo alojamiento para mi web y rescató una copia de enero, por lo cual pido disculpas a mis seguidores por los fallos que hubo desde el 30 de marzo hasta el 5 de abril 2010. Os dejo una foto que hice el día 4 abril, domingo de resurrección ;-)

6 comentarios:

Tania dijo...

Misterio explicado. Sí, me resultó extraño Cartas Sin Sellos fuera del aire. E imagino tu indignación con esa respuesta que te ha dado la empresa del servidor, tras tantos años está tu página en ese lugar. En fin…

Me alegré de volver a ver la preciosa casa de cartas en el aire.

Y ya me gustaría pasar al menos un rato cerca de ese árbol intensamente florecido.

Muitos abraços, querida Bea.

Cristina dijo...

Menudo caso!
A mi coreo llegan cada día mínimo tres emails diciendo que gane una herencia, premio, loteria, rifa etc..
te imaginas? ya soy millonaría y yo sin saberlo :p

Odio el spam :S

Besos!

Mª Ángeles dijo...

Siento mucho todo este desaguisado.
Y me alegro que al final haya ganado la cordura.
Yo también tengo en mi blog de cocina, COCINAR SIN MIEDO, una publicidad que sale continuamente y que yo no he metido. No sé qué es. Y también un problema con mis entradas, que quien pone mi blog en favoritos, no le sale la última entrada. Se queda en los calamares de hace un año. Eso es otro problema que nadie sabe darme solución. Yo creo, que hay algún virus por ahí que no encuentro.
Me alegro de verte otra vez por aquí. Esta foto supera todo el daño que te han hecho con todo esto. Es precioso. ¡Como dice Tania, quién pudiera estar junhto a ese árbol, contemplándolo, oliéndolo, tocándolo, abrazándolo..

Fanny Brice dijo...

Sinsellos: qué importante es realizar periódicamente una copia de seguridad de cuanto publicas.

En la red, como en la realidad, hay un gran negocio en torno a la seguridad, para que haya antivirus, alguien tiene que crear virus. Así que estamos a merced de los vaivenes de la tecnología y el genio de sus programadores.

El smap es odioso, pero cada día más imparable, y de eso a veces nosotros tenemos la culpa, por puro desconocimiento. Yo llevo años devolviendo un mensaje a todos los que me envían cadenas de correo, ppts, chistes y demás mensajes masivos. En ese mensaje explico que no le voy a impedir que me mande todo eso (que yo no leeré), pero que me incluya en una copia oculta. En todo este juego de ingenuidades estamos propiciando ingentes cantidades de información a quienes utilizarán toda esa colección de listas de correo para remitirnos spam.

Espero que algún cliente de correo como Thunderbird algún día incorpore un buen plug-in de gestión de spam, de listas blancas y negras de remitentes...

Ánimo y un abrazo.

Sinsellos dijo...

Disculpad el retraso en responder a vuestros comentarios, siempre un consuelo saberte leída y entendida... Os agradezco, amigas, el estar por aquí a pesar de lo poco que actualizo...
Tania: siempre pendiente aunque estés al otro lado del océano; Cristina: me encanta leerte, aunque estés también al otro lado del océano (al menos en el mismo hemisferio); Mª Angeles: tus comentarios siempre tienen olor a comida rica; Fanny, gracias por compartir tus reflexiones, muy interesante lo de enviar un correo de respuesta (yo me limito a borrar todos los mensajes reenviados)...
Y a todas: este gran árbol nos cobija, un besazo
Bea

Tío Dimas dijo...

eso huele a payos malajís, tipo el Gitane o asina... que no?