Nothing lasts really. Neither happiness nor despair. Not even life lasts very long. (Brief Encounter, 1945)

viernes, 31 de diciembre de 2010

Suceso (no sucedido)


La muerte por malos tratos de una mujer a manos de su marido ha colmado la paciencia de los habitantes de El Ajillo, y ha desatado un clima de violencia callejera y disturbios en los que se han quemado coches de conocidos maltratadores de esposa e hijos. “No queremos a esos cabrones en nuestro pueblo” han vociferado los hombres de la localidad. Esta reacción popular ha obligado al alcalde a tomar medidas contundentes. Se espera que las aguas vuelvan pronto a su cauce y que este tipo de delitos nunca más se vuelvan a producir.

B. A. A. 

5 comentarios:

Rosana dijo...

Siempre utilizas muy bien la ironía, el contrasentido y lo absurdo de las reacciones humanas.

¿Por qué no em parecerá extraño que algo así pudiera pasar?

Un abrazo Bea y un 2011 lleno de novedades y posibles y sueños.

Rosana

AGUS dijo...

Feliz año Beatriz. Espero que el 2011 te sea propicio y todos tus propósitos y expectativas se vean cumplidos.

Abrazos

Torcuato dijo...

Y después de pasar eso todo volvió a la normalidad.
Un beso, Beatriz, y feliz año nuevo.

Sinsellos dijo...

Gracias amigos, la vida es rara, por eso escribimos... ¿para entenderla?

besos R.A., Agus, Tor.

Clarice Baricco dijo...

Aplaudo tus relatos. No dejes de escribir.

Besos.