Nothing lasts really. Neither happiness nor despair. Not even life lasts very long. (Brief Encounter, 1945)

viernes, 1 de abril de 2011

Fantasma

El rencor fue más fuerte que la llamada de Dios, (...)

Guardo el relato para futuros usos, gracias a quienes lo habéis comentado


Beatriz Alonso Aranzábal

enviado a Museo de la Palabra el 10 de agosto 2010

8 comentarios:

Jesus Esnaola dijo...

Hay que saber pasar página en esta vida, o la página te pasará por encima una y otra vez.

Deben de estar a puntito de sacar de una vez los finalistas del concursito de marras; ¡mucha suerte!

Abrazos

Maite dijo...

El rencor solo puede aislarte aún más. A ver si sacan ya los relatos elegidos los del Museo, que como dice Jesus, nos vamos a hacer viejos esperando. Mucha Suerte!!

Delia Aguiar Baixauli dijo...

Mucha suerte! Besos.

Víctor dijo...

Suerte Beatriz. En tu micro se demuestra la importancia del título.

Un abrazo.

No Comments dijo...

Suerte. Ya tenemos ganas de conocer los finalistas.

Un saludo indio

Sinsellos dijo...

Gracias por vuestros acertados comentarios (pasar página, el aislamiento, el título...) y por esa "suerte" tan necesaria como en la lotería... ¡con la de papeletas que habrá en juego! A ver desde luego si dan noticias del concurso.

Abrazos
Bea

Gemma dijo...

Los fantasmas arrastran cadenas más pesadas que la llamada realidad palpable y visible, qué cierto.
Abrazos, Beatriz

Sinsellos dijo...

Gemma, preciosa aportación, gracias, besos.