Nothing lasts really. Neither happiness nor despair. Not even life lasts very long. (Brief Encounter, 1945)

viernes, 20 de marzo de 2009

Jack Vettriano


Una vez publiqué en Cartas Sin Sellos una imagen que me pareció misteriosa y sugerente (y surrealista), pero no supe cuál era su origen, ya que la había encontrado al hacer una búsqueda de imágenes en Google de sellos, francobolli, stamps, etc. Pensé que nunca averiguaría el autor, no tenía ningún dato de esa imagen y sería como encontrar una aguja en un pajar. Y entonces, ¡sorpresa!, descubro en casa de mi madre una tarjeta enorme que reproduce ese cuadro, y asi me entero de que el autor es un artista escocés de nombre Jack Vettriano. Más información en su web: http://www.jackvettriano.com/ y en http://www.heartbreakpublishing.com/

2 comentarios:

Manuel dijo...

Bonita historia.
Con esas pequeñas casualidades imposibles, pero que casi siempre suceden, me doy cuenta de que cuando alguien busca la belleza (incluso en cosas tan minúsculas como un sello), la suele encontrar de la forma más inesperada.
Gracias por no dejar esa anécdota guardada en el cajón.

Besos

Sinsellos dijo...

La verdad es que la vida está llena de pequeñas anécdotas a las que no damos importancia... pero ahora, después de haberlo contado aquí, y al releerlo, me doy cuenta de que es una coincidencia extraordinaria.
Seguiré contacndo anécdotas, gracias Manuel por animarme.

PD: y podéis contar las vuestras
Saludos