Nothing lasts really. Neither happiness nor despair. Not even life lasts very long. (Brief Encounter, 1945)

miércoles, 5 de octubre de 2011

TAMBIÉN EN CINCINNATI

¡Son las doce horas, un minuto y quince segundos y se acabaron las bromas! ¡Levántate de una vez y deja el cuarto recogido! (...)
Guardo el relato para futuros usos, gracias a quienes lo habéis comentado.


Por continuar la frase de Alberto Corujo, finalista del mes de septiembre del concurso Relatos en Cadena, y por compartir algo en mi blog, esta semana he participado en el concurso. Y de paso incluyo mis fotos, esos momentos de la naturaleza que me maravillan y a veces logro captar con la cámara.

Rias Baixas en Galicia, agosto 2011

11 comentarios:

No Comments dijo...

La foto es espectacular, me encantan los arco iris. El micro, buen intento.
Un saludo indio

Rosanna dijo...

Hola cara mia...la famiglia va a tener que ponerse las pilas...


Bella foto y buen intento con tu fina ironía habitual...

Bacie

Avisa a la mamma, tenemos que estar en la gran finale, ya toca...

Maite dijo...

Buen intento, el Sr. Corujo no lo puso fácil, aunque han salido cosas con mucha enjundia de ella. Abrazos.

Inerzio dijo...

Vaya, llego aquí siguiendo el rastro a Monaguillosh (de quienes llegué a tener un single que celosamente guardo y custodio desde mi tierna adolesciencia) y me encuentro con una foto ¡de mi pueblo!
Si ya lo decia el sabio: todo viaje acaba en uno mismo...

Un saludo.

Odys 2.0 dijo...

Atiza, es la primera vez que veo un arcoiris surgir de una casa. Ahí es entonces donde se escondía la marmita con los doblones de oro. Y digo "escondía" porque me imagino que irías a buscarla...

La cadena perpetua sale demasiado cara al contribuyente. De un mordaz que muerde :-)

Besos.

Beatriz AA dijo...

Cuando un micro no está logrado da un poco de resquemor publicarlo, pero al final me alegro por tener ocasión de devolver los saludos. Gracias Indio David por apreciar la foto. Rosana... impara l'italiano!!! A presto, vero? Baci, bella. Maite, siempre elegante como tu cisne, un beso. lberto Odys: el tesoro que había al final del arcoiris es sin duda... ¡la casa! Una preciosidad, de esas que están a unos cientos de metros del mar, alejada de la carretera... en fin ¡quién la tuviera! Inerzio (tengo un par de videos de Monaguillosh en Youtube, busca Sinsellos), ¿cómo sabes que es tu pueblo? (me has intrigado). Besos

Inerzio dijo...

¡Hombré, el arcoiris de mi pueblo es inconfundible!
Aún me acuerdo aquella vez que nos lo robaron... por suerte es el único de España que tiene un color de más y así gracias a eso y a las autoridades competentes pudimos recuperarlo, no sin gran aparato judicial, claro...

:)

Beatriz AA dijo...

De acuerdo, no diré el nombre de tu pueblo, top secret ;-)

Ana Martínez dijo...

No fastidies Beatriz que estuviste en Agosto en Las Rías Baixas. Yo estuve en Noia. Nos comentamos las próximas vacaciones. Por si acaso.
Besitos,
Oye ya está Corujo. Ya podemos ir haciendo hueco y repitiendo promoción.

Beatriz AA dijo...

Si para volver a verse con Corujo y contigo hay que volver a llegar a la final... ¡puede pasar una eternidad! Ana, seamos prácticas, y el verano próximo en Galicia, rias baixas. Un beso

Arte Pun dijo...

La verdad es que la frasecita para empezar deja poco margen de maniobra.
La frivolidad del verdugo, que además de tomárselo como un trabajo, se permite aparentar ser alguien ante el reo, dando órdenes estúpidas. Hay mucho verdugo suelto.

Saludos