Nothing lasts really. Neither happiness nor despair. Not even life lasts very long. (Brief Encounter, 1945)

martes, 7 de septiembre de 2010

CASI (microrrelato)

Londres, 29 de agosto de 2010

En agosto participé en un concurso de microrrelatos que consistía en escribir un relato de 150 palabras como máximo, y que debía incluir 5 palabras obligatoriamente (Mochila, Instrucción, Burbuja, Decreto, Encuesta). Era el final del II Concurso de Microrrelatos sobre Abogados, que se había iniciado en septiembre de 2009. Hoy han publicado el relato ganador de agosto, "Volveremos en septiembre", de Ana Maria Viñals. Ahora habrá una final con los ganadores de cada mes hasta la fecha.

El microrrelato que mandé apareció en la página de finalistas del mes (junto a ilustres autores del género, y compañeros de finales, como Agustín Martinez Valderrama, Rosana Alonso, Lola Sanabria…) y aquí lo pongo, para no ir “perdiendo” las cosas que envío por ahí… Por cierto, han vuelto los Relatos en Cadena y he vuelto a escribir en cien palabras.

CASI

El timbre me interrumpió. Una joven con mochila quería hacerme unas preguntas, “es para una encuesta sobre intención de voto”. Recordé a mi madre: “No abras a extraños”, y a mi padre: “Vives en una burbuja”, con lo cual me quedé indeciso. Pero luego volvió la voz de mi madre: “Sigue las instrucciones”, y pregunté: “¿Qué tengo que hacer?”. “Déjeme pasar, tardaremos muy poco”. Miré el reloj. “En esta casa se come a las dos, por decreto”, había advertido mi padre. Eran las dos menos cinco.

¿Estado civil?
Huérfano.
¿Nivel educativo?
Casi abogado.
¿Casi?
Disculpe, señorita, pero se me acabó el tiempo.

La eché sin contemplaciones. Volví a mi habitación, carraspeé, y empecé de nuevo el alegato final ante una corte de peluches colocados al borde de la cama.

6 comentarios:

Agustín Martínez Valderrama dijo...

Eh, eh, eh, eso de ilustre lo serás tú. No, en serio, felicidades por tu relato, es muy divertido. Confesarte, a propósito de este concurso una pequeña anécdota. El año pasado tuve la suerte de ganar el mes de Enero y participar en la final. Luego, no pudo ser, pero la sorpresa vino despúes. Desde la organización, recibi un e-mail donde me informaban que otro de los finalistas - un jubilado uruguayo que había trabajado en la redacción de un periódico toda su vida - quería conocerme. Fue una casualidad porque su relato era mi favorito - te recomiendos que lo leas se titula "Manies para Elisabeth" y ganó el mes de Diciembre - y viceversa. Desde entonces, nos escribimos y mantenemos el contacto. Incluso, algún día, esperamos conocernos aunque sea en mitad del óceano. En resumen, los premios están bien, pero a veces te brindan la oportunidad de conocer a personas muy interesantes. Un abrazo.

Posdata: La historia, ahora que pienso, da para un micro, incluso un corto. ¿no crees?.

Sinsellos dijo...

Tienes razón en todo, y además el relato de Miguel Angel Rodriguez Artigas es precioso (Maniés para Elizabeth). Me gustaría incluso compartirlo en este blog, ¿crees que querrá? Espero tus gestiones como amigo suyo ;-)

Maní... que palabra tan sonora, sensual, rica... ja ja, y nosotros diciendo cacahuete, ja ja

Enhorabuena por tu relato finalista... tan cinematográfico.

Una cosa más, cuando puedas mándame
tu email ya que veo que no tienes "perfil" en internet.

Abrazos

PD: ¿Qué historia, la de la amistad transoceánica? Claro que sí.

Mª Ángeles dijo...

Oye. Que me gustó mucho cuando lo leí. ¡qué facilidad para escribir una gran historia en pocas palabras! me encanta. Y me gustaría poder hacerlo. Empezar, desarrollar y finalizar. Una historia. Una situación. Divertida. Original.
Me gusta.
Yo tengo también una amistad transoceánica, que cuajó por internet, tras un encuentro en youtube. Periodista, poeta...
Aquí se crean grandes historias.

L´asturianu dijo...

Dentro de esa foto viví yo durante... once largos años. Hope you enjoyed London.

Sinsellos dijo...

Mª Angeles, los efluvios de tus recetas, y tus saludos, me llegan hasta aquí, aunque no nos separe un océano...

Asturianu, lucky man... yo apenas he transcurrido tiempo en Londres (sólo días), sin embargo Londres vive en mí.

Anónimo dijo...

Ay Beatriz qué alegría me dio verte y compartir espacio contigo y Lola y Agustín.

Espero que también te enganches a este concurso cuando empieze en octubre la tercera edición.

Besos

Rosana