Nothing lasts really. Neither happiness nor despair. Not even life lasts very long. (Brief Encounter, 1945)

jueves, 16 de septiembre de 2010

¡Sorpresa!


¡Tachán! Al abrir la puerta de casa, tras una agotadora jornada laboral, el salón estaba irreconocible: un sofá fucsia, cuadros de algas, una alfombra peluda. Pero la sorpresa no acababa ahí: la cocina metalizada, el baño lleno de espejos… al llegar al dormitorio exclamé: “¡Yo en esta horterada no duermo!”. Mi mujer, que iba junto a la presentadora, se echó a llorar. Se creería que una crisis matrimonial se arregla llamando a la televisión. Me fui a un hotel, y desde la cama vi el programa, en el que hasta parecíamos contentos. Entonces descubrí lo guapa que sale mi mujer en pantalla.  
B.A.A.
La verdad es que me costó reducir a cien y acabo de añadir una palabrita, porque me lo pide el texto, asi que son 101. Total...

Ah, el relato tenía que empezar con ¡Tachán!

11 comentarios:

Miguel Torija Martí dijo...

Un sofá fucsia ... hay que ser hortera.
La palabra 101 me intriga. ¿Quizá matrimonial o laboral?

Anónimo dijo...

Beatriz me parece una idea muy muy buena. Ahora con calma y sin la presión de límite de palabras y falta de tiempo haz una revisión, merece la pena. Este para la colección. ;)

Rosana

Sinsellos dijo...

Hola amigos (por cierto, ¿cuándo vamos a reclamar nuestro premio a Alfaguara, ese lote de libros?), la 101 es una simple preposición,
"hasta"... (por cierto, ¿estáis concursando?). Besos

Anónimo dijo...

Coñas es verdad, no sé, ¿cómo hacemos?

Podemos mandar un mail cada uno a Alfaguara explicando el caso. No recuerdo como se llamaba la editora pero si veo su nombre si me acordaré.

Sí estamos participando, snif, snif.
Lo bueno es que todos los micros fallidos se pueden reciclar ;)

bESO

Rosana

AGUS dijo...

Ánimo, Beatriz. Coíncido con Rosana. Ya sabes que lo importante es ser persistente. Tiene detalles que, nunca mejor dicho, contienen tu sello. El cuadro de algas, me impactó.

Un abrazo

L´asturianu dijo...

No me había dado cuenta hasta ahora de que este blog también estaba alojado en blogspot... ¿Qué pasa, que tenéis todos acciones, o qué? :-)

Y ahora en serio, alguna vez he visto ese programa, y alguna vez me he preguntado si ciertas expresiones dibujadas en el rostro del sorprendido no serían de horror mal disimulado y convenientemente editado.

La buena noticia, en este caso, es que al bueno del exiliado le ha servido la amarga experiencia para redescubrir la belleza de su señora. Sospecho que tras el breve paréntesis hostelero, su relación va a continuar. Con o sin sofá fucsia, eso es lo de menos.

Besos.

Sinsellos dijo...

Asturianu, qué impresión: "convenientememte editado" aparecía en los primeros borradores del texto, que tuve que cambiar por lo técnica que parecía la expresión... (por no hablar de "postproducción"...).

Blogspot es gratis, por eso estamos ahí todos, faltas tú. Y Rosana.

Agus: estoy siendo persistente, a ver cuánto me dura.

Rosana: quizás la vía sea escribir a Escuela de Escritores (J. Sagarna) para que contacten con la responsable de Alfaguara que proclamó nuestro premio. A ver si tengo un rato y lo hago.

L´asturianu dijo...

No, si yo ta tengo un blog, pero estoy en wordpress y empiezo a sentirme un poco "outsider" :-)

Mª Ángeles Sánchez dijo...

Beatriz. Me ha enganchado. Eso es lo que me gusta. Con tan pocas palabras, y me ha enganchado. Quería llegar hasta el final, a ver qué pasaba con esos muebles, y esa pintura de cara a la casa.
Estamos hartos de ver esos programas, y al leer esto, se ven con otros ojos. Hasta creo que me pueden gustar.
Enhorabuena.e

manuespada dijo...

un micro muy divertdi, lleno de imágenes, me ha encantado, de verdad.

Irma dijo...

¡¡Tachán!! que agradable sorpresa y sin sellos ni matasellos.

Besines, Irma.-